martes, 25 de octubre de 2011

Tal vez



Tal vez si el afán se desdibujase,
si se buscase el meollo de la providencia,
si se le concediera el don de la importancia
a los valientes de la primera línea,
tal vez, se impusiera la cordura en suelo de todos.
Tal vez si una batalla campal
tan solo fuese una habitación desordenada;
si la angustia de una madre huérfana de su hija
asesinada por la inconsciencia,
asesinada por la maldad,
asesinada por la brutalidad que genera un deseo negado,
fuese saciada con la espada de la justicia,
tal vez, se acercara hasta ella una mano,
que de terciopelo y seda,
cubriese de consuelo alguno de los minutos
que le restan por transitar en este mundo,
celofán avinagrado.
Hoy clama mi alma pavorosa
ante tamaña instigación de sentimientos,
ante los monstruos que alojan en basura
las nacaradas perlas
de las sonrisas truncadas con navajas,
ante el patriarca que puede cambiar el rumbo
y opta por enterrar sus ojos en barro seco,
ante estúpidos parias que arremeten contra sus propias vísceras
y se encogen arrugados por el llanto de sus bajezas.
Tal vez si en vez de espantos
volviésemos a criar niños,
si en vez de fachadas imponentes
contásemos con la vecina de antaño,
si en vez de inspirar polvo blanco de irrealidad
nos arrebujásemos en la canción de una convivencia.
Tal vez así la mala hierba se fuese segando,
…tal vez…


44 comentarios:

  1. Nunca fui muy metalera en música, pero no sé por qué razón, creo que la siento como un sollozo que se descuelga de poemas como éste. Un beso, chicos.


    Ah, he publicado una página más. La teneis a la derecha, por si quereis leer alguna otra cosa distinta. Es un teatrillo que escribí hace unos años. Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Encontré este blog a través de El Microrrelatista y me pareció interesante. Quisiera seguir visitándolo. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. No hace falta ser metalera en músicas para adentrase en un drama como el que despliegas en el poema.
    Hoy se veía la causa abierta contra una pobre madre, real, de aquí cerca.
    Tal vez, tal vez no hubo a su disposición una mano generosa. Y ya ves, se la segó como mala hierba.
    ¡No encuentro el teatrillo! ¿Dónde dices que está?
    Besicos, abrazos
    Pilarica

    ResponderEliminar
  4. ¡Encontré el teatrillo!
    Está gracioso y...aleccionadorrrr!!!
    Ya nos lo pasarás por el Club de Lectura, y lo escenificamos leído. ¿Te parece?

    ResponderEliminar
  5. Tal vez si la crueldad humana no siguiese rondándonos y pudiésemos sesgar la mala hierba, sí, todo sería diferente y podríamos danzar al compás de la justicia.
    Besos, Merche.

    ResponderEliminar
  6. Tal vez si hubiese más gente cómo tú capaz de escribir tan exquisitos versos la mala hierba se fuese segando...
    Muy bueno, te felicito.

    ResponderEliminar
  7. Solo me queda aplaudir, firmar y decir "como tus hermosos versos" llenos de tristeza y esperanza..."TAL VEZ"

    ResponderEliminar
  8. E na incerteza e na esperança que as palavras escrevem sentires que nos tocam, assim, como estas que acabo de ler.
    Um grande bem haja minha amiga por tão harmoniosas palavras.

    beijinhos
    oa.s

    ResponderEliminar
  9. Tal vez!

    Así es, nosotros somos nuestros propios creadores del destino...

    Me encantó!

    Besos azules desde mi orilla...

    ResponderEliminar
  10. Sigamos teniendo esperanza querida Merche.

    Tus versos son una prueba viviente de que se puede!

    Gracias y un fuerte abrazo, siempre es gratificante pasar por tu casa.

    ResponderEliminar
  11. Es un poema muy duro, de una crueldad muy real, tal vez sino escondiéramos la cabeza bajo tierra como el avestruz, solo tal vez podríamos ver las consecuencias de nuestras decisiones, y quitándonos la arena de los ojos, tal vez solo tal vez...podríamos rectificar y no ser jueces y verdugos....
    Es una gran reflexión la que dejas aquí.

    ResponderEliminar
  12. Tal vez, amiga mía esa otra realidad sea posible. Tal vez si todos nos ponemos a ello lo podamos conseguir.
    Un post reflexivo y certero el que nos dejas hoy.

    Besos, guapa!
    PD
    En mi casa hay algo para tí

    ResponderEliminar
  13. Hoy tus palabras lloran de dolor, rabia e impotencia, pero no hay que perder la esperanza. Tal vez algún día las cosas mejorarán.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Tal vez, tal vez, la escusa del inoperante

    ResponderEliminar
  15. Xixe, puedes venir siempre que lo desees, yo estaré encantada. Yo también fui a conocer tu espacio. Un beso.

    Pilar, el teatro es poca cosa para este club tan selecto(que me encanta) pero celebro que te parezca gracioso, cielo. Un abrazo.

    Clochard, Gracias por tus palabras pero mis versos no son suficientes, necesitaríamos muchas manos, muchos intelectos, muchos corazones blancos. Besos.

    André, vamos a cambiar el "tal vez" por el "podría ser", es más esperanzador. Un abrazo muy sentido, amigo.

    ResponderEliminar
  16. Algo tiene que cambiar, y creo que cambiará.

    ResponderEliminar
  17. Omar, vengo de tu precioso blog y ese último verso me ha llegado al corazón. Felicidades por escribir de modo tan bello. Un abrazo.

    Océano, no vamos a perder la esperanza de que el mundo algún día funcione con justicia, con solidaridad, con bondad. Si todos fuesen como tu y tus versos, otro gallo cantaría. Besicos.

    Algamarina, no es mi destino el que me preocupa, sino el de las generaciones que van avanzando. Espero que sepamos educar adecuadamente a la sociedad del futuro, eso sí está en nuestras manos. Un abrazo.

    Adriana, esperanza siempre, forever!!! Como dice un anuncio publicitario: en la vida tan importante es aprender como desaprender.
    Un tierno apretón entre mis brazos.

    ResponderEliminar
  18. Cuando el compromiso por hacer las cosas bien se diluye, la mala hierba crece, se extiende. Me gustan tus reflexiones poéticas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Josejoxesita, me alegro de verte por mi blog y de que la reflexión nos una de algún modo. Es triste escribir versos sobre algo que no gusta, pero a veces, se supuran palabras de inconformismo y no se pueden evitar. Un abrazo, cariño y muchas gracias por venir.

    Mascab,muchas gracias por el premio, mi niña. Ya he ido a dejarte mi agradecimiento y volveré a buscarlo porque no lo encuentro(que torpecica soy). BESOS.

    Ion,espero que sí, que las cosas mejoren y los justos no tengan que llorar tanto. Besos.

    Luis, siempre existe una excusa para no hacer lo que se debe, pero esto tiene que cambiar. Tenemos que pedirlo con nuestros versos, con nuestras imágenes, con nuestros sentimientos hasta que alguien se digne a hacernos caso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Garcibañez, Tu blog me parece muy interesante aunque no he podido hacerme seguidora tuya, lo seguiré intentando. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Hermosos versos, de alguna manera u otra siempre sucede lo mismo; algunos ven el espanto donde otros ven la felicidad.

    Lo que más me gusta de este poema es que en todo momento supone y expone que el mundo es nuestro, que sus consecuencias también son nuestras... partir de esta idea-sentimiento-conmoción es de por sí conmovedor y elogiable por su valentía.

    Un fuerte abrazo Merche.

    ResponderEliminar
  22. SUBLIME...ME QUEDO CON ESTO...NO SE VA DE MI CABEZA...
    "Tal vez si en vez de espantos
    volviésemos a criar niños,
    si en vez de fachadas imponentes
    contásemos con la vecina de antaño,
    si en vez de inspirar polvo blanco de irrealidad
    nos arrebujásemos en la canción de una convivencia.
    Tal vez así la mala hierba se fuese segando,
    …tal vez…"

    ALGÚN DÍA ME PRESTARÁS UN POEMA PARA MI BLOG...
    GRACIAS CIELO, ME VOY A VER TU PÁGINA!

    ResponderEliminar
  23. Una buena reflexión, excelente escrito.
    Besos que tengas una feliz semana.

    ResponderEliminar
  24. Gracias, Merche, por tus cálidas palabras. Eres una poeta estupenda, y lo demuestras en cada poema que pones en tu blog. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  25. Merche,tu poema es todo un sueño que lanzas al aire y lo recogemos amiga...Tal vez si la humanidad aprendiera de la naturaleza su sencillez,su humildad y su sabiduría se llenaría de amor y habría encontrado la forma de crear y recrear su propio mundo,tan necesitado de espíritu.
    Mi felicitación por profundizar tan bellamente.
    Mi abrazo inmenso.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  26. Mala hierba, la hay siempre. Lo único que que hay que hacerle es frente y tener el valor de cortarla de raíz para que no influya más en las neuronas de forma negativa.
    Un poema crudo, real que en realidad es la vida misma -traslada en unos grandes versos- la de essta aragonesa que con uns profundidad pasmosa transforma a fácil una gran tragedia.
    Felcitaciones y sigue así. Que romperás muchos pensamientos y esa es la disyuntiva de verlo con prismas diferentes.

    Besines desde Lucus Augusti.

    ResponderEliminar
  27. Zarzamora, tu comentario se me había quedado en el tintero del spam, no sé por qué razón, lo siento, amiga.
    La crueldad es uno de los terribles síntomas de nuestra sociedad enferma. Tenemos que medicarla a base de dulzura. Un abrazo.

    Juan y Ojeda, el mundo no solo es nuestro pero somos nosotros quienes lo manejamos. Lo que unos se trabajan en un montón de tiempo y con muchísimo esfuerzo les cuesta a otros de tirarlo al suelo unos segundos y eso no es justo que quede impune. Pero antes de llegar a estas situaciones, ¿habría alguna vacuna de amor que pudiese evitar tanto virus social?
    Un abrazo, corazoncico.


    Remei, sírvete tu misma, niña mía. Escoge el que te apetezca y adelante. Luego me paso por tu blog. Un beso.

    Gladys, a reflexionar se ha dicho, chiki!! Un abrazo y feliz semana también para ti.

    ResponderEliminar
  28. Antonio, no puede ser que tu me digas que soy una poeta estupenda. Es un elogio que no merezco de alguien tan especial.¿Y me das las gracias? Gracias a ti, cielo, que me das alas, y viento, y empuje, y valor para continuar.
    Un abrazo gigantesco.

    Mª Jesús, un sueño sería que fuese real y pudiésemos disfrutarlo. Un abrazo, amiga y gracias por venir a verme siempre.

    ResponderEliminar
  29. Merche gracias por tu visita. Compruebo que sigues escribiendo igual de bien, como siempre. Besos, cielo.
    Aurelio.

    ResponderEliminar
  30. Solo nos queda expresar "Tal vez" si no hubiésemos perdido los valores morales y espirituales; si nos hubiéramos acercado más al amor, a la comprensión, a la tolerancia, a la justicia, a la humildad, a la sinceridad y honestidad, solo entonces tal vez la vida fuera distinta, sin tanta violencia, maldad, injusticia, desamor y materialismo.
    Merche, tus versos se incrustan en lo profundo de nuestro corazón y de nuestras inquietudes para hacernos reflexionar hasta la médula.

    Mis sinceras felicitaciones por tan profundos y bellos versos.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  31. Buenos días Merche, querida poeta, no puedo entrar mucho pero cada vez que te visito me gustaría grabar cada poema, cada frase tuya! Te agradezco hacerme leer lo que mi corazón siente y que tu expresas tan magníficamente.
    Gracias amiga, por tus formas, por tus letras, por tus visitas y apoyo, gracias y abrazosss

    ResponderEliminar
  32. Aurelio, me encanta que entres de vez en cuando a saludar. Un besazo.

    Chogui, que bello lo expresas, cielo. Tus palabras viajan por mis neuronas a la velocidad de la luz. Y también iluminan como ella. Un abrazo.

    Beatriz, mis poemas con tu voz ganan el 100%, así que no te reprimas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Tal vez no sepas...que me has impactado con este magistral poema, intenso, visceral, desde adentro. Y tal vez no sepas que te admiro, te aplaudo y te quiero, amiga maravillosa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Te aplaudo Merche..me ha emocionado tu poema..¡¡tal vez!!..podamos reflexionar y mirar mas alla ..y ver las injusticias ,las maldades..¡¡tal vez!! ..el mundo seria distinto
    un abrazo

    ResponderEliminar
  35. Hola merche, excelente poema y planteamiento. La crueldad nos acecha barbaramente
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  36. Tal vez, querida amiga, tal vez; aunque lo más probable es que en tanto poetas como tú lancen su voz al viento habrá esperanza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Escribes y describes maravillosamente el sentir mio. Es como si hablaras por mi. Me uno a tus versos tan bien expresados, tan certeros...Tal vez el ser humano despierte pronto del letargo acomodado, y reaccione con la fuerza de desgranas en tus bellos versos.
    Enhorabuena preciosa.
    Un abrazo.
    mara

    ResponderEliminar
  38. Almita, yo tambien tengo sentimientos de cariño por ti y la admiración es mutua, cielo. Un fuerte abrazo.

    JValentina, bienvenida. Veo que tu corazón es grande para abarcar la generosidad de tus palabras. Un beso.

    Sor Cecilia, me alegro de volver a tenerla entre nosotros y ahora mismito me paso por su blog maravilloso. Un abrazo cercano, a su lado.

    Julio, espero que nunca se pierda la esperanza. Si se sabe valorar lo positivo que tiene la vida siempre la tendremos cerquita. Un BESO MUY GRANDE.

    Mara, si despierta el ser humano con la fuerza de mis versos ya podría morirme mañana mismo, pues cumplir algo así sería un triunfo como ninguno. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Impactante y estremecedor, Merche. Por desgracia, tan real como la vida misma...
    Lo has bordado. Has dibujado, con las palabras justas y exactas, un cuadro muy real y cruel.
    Si muchos se detuvieran ante ese "tal vez...."
    Mi aplauso más sincero!
    Un gran abrazo, guapa!
    Núria

    ResponderEliminar
  40. Tal vez Merche, sea el Otoño que te inspira tan bella poesia.
    feliz fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  41. como siempre dulce e insigne poeta nos regalas autentica belleza y sensibilidad en letras, besinos de esta amiga admiradora que te desea con cariño feliz domingo.

    ResponderEliminar
  42. Hola Merche me gusta mucho, es un canto esperanzador. Un abrazo

    ResponderEliminar
  43. Se debe extirpar la mala hierba, sacar los malos frutos. No debemos quedarnos en un quizás, debemos actuar, ya no es tiempo de esperanzas futuras, es tiempo de acción.
    Un beso Merche.

    ResponderEliminar

Las puertas de mi granero siempre abiertas para vosotros