jueves, 7 de noviembre de 2013

Carros de fuego






Hay carros de fuego
esperando encender la pira del fracaso,
aguardando la calcinación
de tantos juegos de manos, de pies,
de cabeza, de azar…
Hay carros de fuego
que, desesperados, incapaces,
caen en el foso de un desamor baladí
sin lograr prender
 la chispa que ciega la cordura.
Y todo permanece estático.


7 comentarios:

  1. La guerra es la demostración del fracaso del hombre que, habiendo sido concebido para la convivencia, se deja vencer por el egoísmo insaciable.

    ResponderEliminar
  2. Y los carros de fuego se alejan, se escucha retumbar en la lejanía su paso de destrucción en la lejanía, la paz poco a poco quiere volver.

    Besos,

    ResponderEliminar
  3. Esa chispa que ciega la cordura puede surgir en cualquier momento y lo que se encuentra estático puede ser agitado con furia de tormenta. La vida enseña que nunca hay que`ponerle plazos...

    ResponderEliminar
  4. Hay carros que esperan
    La mano que encienda
    la mecha de la ilusión
    Hay carros que aguardan
    que el monte se iguale
    y que el fuego purifique
    tanto valle de edor.
    Hay carros tan viejos
    que la herrumbre
    arrumba su valor.

    ResponderEliminar
  5. Muy bonito Merche.
    Has fuegos fatuos, artificiales, que no queman, que sólo quieren llamar la atención rodando y rodando... y en ocasiones un pequeño fósforo puede encender el fogón y dar calor de por vida
    Te dejo un fuerte abrazo y mi agradecimiento por compartir tus bellas letras.
    Buena semana

    ResponderEliminar
  6. ¿Has sentido alguna vez que habitas en un enjambre?

    ResponderEliminar

Las puertas de mi granero siempre abiertas para vosotros