domingo, 18 de marzo de 2012

Hasta que la muerte los separe





                                                                   16 de marzo 2012

Entre tanto bulto gastado de vida
vuela un sollozo infausto.
Y tras él un renacer que,
bajo los gritos y horrores de sus muertos,
se asoma a una ventana
de difícil paisaje.
Espumas de mar plomizo, enfermo,
caen sobre la tez de un inocente
casado con la sangre y la tristeza
hasta que la muerte los separe.


24 comentarios:

  1. Que no nos sea indiferente, por favor.

    ResponderEliminar
  2. Solo le pido a Dios que respeten la vida en el mundo, que no nos sea indiferente de forma especial la vida de un inocente.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Que nada nos sea indifirente. Y no solo como la canción.Para mí es una petición más a rás de suelo. Sin perder de vista el objetivo último que cada uno quiera imprimir a sus acciones o la libertad de ejercer el derecho a la indiferencia. Pasamos por la vida y estamos rodeados de campos minados pendientes de liberar.
    Creo que fue Albert Einstein quien dijo algo así como que una vida no vivida para los demás no merece ser vivida. Todo lo contrario de la indiferencia, un compromiso real y vigoroso con aquellos que tenemos mas cerca. Si cada uno elegimos nuestro campo de actuación, todo será muy diferente. Pequeños compromisos, grandes resultados.

    ResponderEliminar
  4. Hemos nacido con el derecho a ser felices. Pido que nadie nos sesgue la vida de manera cruel. Dios nos ha dado las herramientas para vivir en paz y en armonia, pero no sabemos usarlas, a la vista está.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Reposar en la razón y el sentimiento de aquellos que sufren de la A a la Z es saber que uno siempre es aquellos y el mundo siempre es aquello.

    No sé si la cuestión transita especialmente por el sendero del altruismo vs egoismo indiferente; quizás el aprendizaje más esencial sea fundir estos dos extremos en un intento de empatía universal (llámese sensibilidad quizás).

    Cuando los extremos se diluyen, lejos de sucumbir a la indefinición de los grises, creo que presenciamos otro nacimiento del mundo.

    Abrazos del sur querida Merche!

    ResponderEliminar
  6. Demasiadas muertes a manos de alimañas que no merecen la vida, mientras, esas organizaciones internacionales tan pomposas y tan plagadas de parásitos que viven como reyes miran para otro lado, y nosotros tan acostumbrados a ello nos apenamos y seguimos nuestro camino diciendonos "es lo que hay"

    Terminamos con orejeras como los burros solo mirando lo que nos interesa.

    Besos,

    ResponderEliminar
  7. la sangre en algunos lados parece que nada vale, porque entre congéneres y compatriotas se apuntan y se eliminan como si nada
    una realidad que nos sobrepasa
    estamos en el siglo XXI y parece la reacción frente al no acuerdo es matar lo que estorba a los planes
    algo primitivo, demasiado básico , tremendamente negativo

    parece que no aprendemos ni aprehendemos de las heridas que la historia nos cuenta


    besitos y luz

    ResponderEliminar
  8. La muerte, esa inconmovible intemporal.
    Dura poesía la tuya, pero de gran verdad.

    ResponderEliminar
  9. Querida Merche, adhiero a tu comentario, que no nos sea indiferente
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. ¿Sabes que es infinitamente MÁS HIPÓCRITA la postura de indiferencia ante los vivos?
    Solo pediremos no ser indiferentes ante la vida, que es justo la que trae muerte y desolación.

    ResponderEliminar
  11. por suerte tengo la virtud de ser sensible a esta realidad
    saludos

    ResponderEliminar
  12. Pues que los mártires valgan para empezar a no quedarnos así "tan tranquilos!
    tu sensibilidad conmueve , ahora a cuidar de los vivos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Mi querida Merche...es muy hermoso el sentimiento que has puesto en cada verso de esta magnífica composición que, gracias a Dios no nos deja indiferentes. Creo que aunque no podamos hacer nada para solucionar esto, sí podemos orar; porque Dios es quien tiene el control y Él escucha nuestro clamor. Ha sido un placer leerte, recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar


  14. Los rododendros ya han florecido
    coloreando de naciente primavera mi balcón
    y mi corazón sé vestirá de hojas de alegría.

    La alegría que este amanecer te envío
    sobre el dorado crepúsculo de la poesía
    para ser amonestado el silencio del vacío...

    Mis retinas se detendrán
    en la estación con más acuarelas
    que han podido brotar
    de la ágil paleta del pintor...

    Un beso con sabor a inaugurada primavera

    María del Carmen


    ResponderEliminar
  15. Remueve los cimientos cada verso de tan desgarrador poema donde por muchas miradas de horror que nos deja en los ojos internos,jamás nos deja indiferentes,aunque sí con esa sensación de impotencia que nos amilana...
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Tus letras nunca me dejan indiferente querida Merche y hoy, haces extremecer. La guerra tiene el mismo rostro en todas partes. Las victimas son siempre las mismas, la gente ordinaria que como tú y yo no quiere guerra. Hoy he llorado mientras leía a una periodista que escribe desde el Líbano. Sus artículos no son sobre la política israelí o la actividad de Hamás y Hezbolá, sino única y decididamente sobre las personas que sufren esta guerra, y yo añado, y todas las guerras.
    Hoy me resisto al silencio, me resisto a que la guerra me sea indiferente...
    ¡Vaya que hoy me he desahogado! porque estoy sensible y tus letras querida Merche, me han hecho explotar.

    Besos cielo y un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Vuelvo a leerte con el recuerdo de esos niños asesinados en Toulouse y tus versos me conmueven mucho más que el primer dia.

    Esperemos que nunca nos dejen indefirentes estas situaciones. Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Si tus versos fueran indiferentes, no se leerían ni se comentarían. En cambio nos impregnamos de ellos y crecemos con los mismos como magia y ensueño para los que hoy (día 21, festejamos el día Mundial de la Poesía).

    Besiños, Merche. Eres magistral.

    ResponderEliminar
  19. No lo es, Merche. Y que nunca nos lo sea. Hemos de seguir gritando: NO A LAS GUERRAS.

    Desborda sensibilidad tu poema.

    Un abrazo.
    Mercedes.

    ResponderEliminar
  20. Profundo y lleno de mucha sensibilidad tu poema Merche!
    Tu corazòn lleno de nobleza, al igual que nuestro corazòn se llena de dolor por las almas desprotegidas, por el amor a la vida!

    Claro tu mensaje! Y no podemos ser indiferentes
    Pedir a Dios y manifestarnos a travez de sus principios, El amor por la vida y a los que la pierden por amar.

    Solo aquel que no ama destruye.

    Gracias por compartir!

    ResponderEliminar
  21. UN POEMA PROFUNDO Y SENTIDO.
    LA SENSIBILIDAD COMO CORAZÓN DE LA HUMANIDAD, EL SER POR ENCIMA DE TODO...
    PRECIOSO MENSAJE, LA INOCENCIA ES SAGRADA.

    FELIZ DIA DE LOS POETAS!!!
    UN ABRAZO BIEN FUERTE.
    CARIÑOS MILES.

    ResponderEliminar
  22. Fue tremendo el golpe..la vida que empezaba y todo terminó para ellos..
    Ojalá aprendamos la lección pero siempre habrá locos sueltos..con armas que las carga el diablo..
    Besos

    ResponderEliminar
  23. me resultaría imposible permanecer indiferente.
    Besos, Merche.

    ResponderEliminar

Las puertas de mi granero siempre abiertas para vosotros